Un millón para sobrevivir

23 de Agosto 2016 Estoy sentada en mi cama, intentando explicarle a mi papá y  a uno de mis hermanos, por qué creo que tenía anorexia. Me sentía desesperada, con el estómago sin haber recibido suficiente comida por semanas y con una sensación de vacío que me carcomía. —¿Nos mentiste?- escuché a mi hermano y a mi papá preguntar, después de describirles algunas de mis conductas. Guardo silencio, porque es cierto que les mentí y que aún hay mucho más

Continuar Leyendo

Con amor, Lucía

-La anorexia, es la enfermedad con mayor índice de mortalidad dentro de los trastornos psiquiátricos-, esto nos dijo la terapeuta dentro de la clínica de trastornos alimenticios. Éramos tres internas con anorexia y en extrema delgadez, escuché sus palabras y no alcancé a entender la gravedad ni la severidad de lo que decía y lo que ello podía implicar para cada una de nosotras, hasta que una de las tres, Hannah, perdió la batalla contra la anorexia varios años después.

Continuar Leyendo

De la mente, pero no del cuerpo

Por mucho tiempo busqué la recuperación, sin lograr alcanzarla en su totalidad. Mis papás, hermanos, terapeutas y yo misma, invertimos muchos recursos para dejar atrás la anorexia y a pesar de todo el equipo que tenía a mi alrededor, no podía llegar a una recuperación total. Por años, me mantuve en una línea muy delgada entre la salud y la enfermedad, siempre balanceándome de un lado al otro. En ocasiones restringía mi alimento y bajaba de peso y en otras,

Continuar Leyendo

Los libros que salvaron mi vida

Soy una ávida lectora. Devoro las páginas como si de ello dependiera mi vida y me encanta sentarme por las mañanas con un buen libro y una taza de café. Leo de todo: novelas, autobiografías y ensayos. No me considero la persona más culta del mundo, pero si alguien que disfruta muchísimo leer los pensamientos de los demás. Hace cinco años, fui internada en una clínica de trastornos alimenticios y me permitieron solo dos cosas: leer y escribir. Entonces, me

Continuar Leyendo

Hablemos del IMC

El índice de masa corporal (IMC) es una fórmula matemática que asocia la masa y la talla del individuo acorde al uso de una tabla. Fue creada por el estadístico Adolphe Quetelet en 1835. Se realizó únicamente con fines estadísticos y con una población en específico. Dicha tabla clasifica a las personas en infra peso, peso normal, sobrepeso y obesidad. No toma en cuenta la edad, el sexo, el porcentaje de grasa o masa muscular. Esta forma de categorizar sigue

Continuar Leyendo

Diciéndole adiós a mi cuerpo enfermo

Durante los últimos cinco meses he llevado una dieta más alta de lo que he estado acostumbrada a hacer durante los últimos diez años de mi vida. Claramente, mi cuerpo ha cambiado. Mis caderas se han vuelto más anchas, mis piernas crecieron y mis costillas dejaron de verse. En ocasiones este hecho me acorrala por lo que intento no pasar mucho tiempo frente al espejo o mirando cuerpo. Hace unos días, estaba borrando fotos viejas y me encontré con imágenes

Continuar Leyendo

La espiral que derivó de una galleta

Todo empezó una tarde de enero cuando al probarme mi vestido de quince años, mi madre me dijo que tuviera cuidado con lo que comía ya que si engordaba, no cabría en él. Recuerdo que la alacena estaba llena de galletas oreos cubiertas de chocolate blanco y diariamente, ingería una después de la hora de la comida. En el momento justo después de comer, las palabras de mi madre resonaron en mi cabeza y decidí ya no comer postre. Quería

Continuar Leyendo

El terror: un cuerpo que cambia

Recuerdo que tenía doce años cuando mi madre me sentó a la mesa para hablarme, por primera vez, de  sexualidad. Nunca olvidaré lo primero que me dijo: “M´hija: tu cuerpo va a cambiar”. Al instante una ola de pánico se apoderó de mí. ¿Por qué mi cuerpo iba a cambiar? ¿Qué haría yo,  una niña, con cuerpo de mujer? Desde entonces, y creo que hasta ahora, me dediqué a negar la realidad que suponía despertar a mi sexualidad. ¡Yo no quería

Continuar Leyendo

Sidebar deslizante

Sobre mí

Sobre mí

Mi nombre es Lucía y vivo en una constante paradoja. En cuestiones de segundos paso de la euforia a la depresión, de la calma al caos y de la locura a la sensatez. Estos conflictos me han demostrado que las dualidades y contradicciones vienen a construir lo que significa vivir en consciencia y plenitud.

Facebook

La vida en paradoja