Blog Posts

De la mente, pero no del cuerpo

Por mucho tiempo busqué la recuperación, sin lograr alcanzarla en su totalidad. Mis papás, hermanos, terapeutas y yo misma, invertimos muchos recursos para dejar atrás la anorexia y a pesar de todo el equipo que tenía a mi alrededor, no podía llegar a una recuperación total. Por años, me mantuve en una línea muy delgada entre la salud y la enfermedad, siempre balanceándome de un lado al otro. En ocasiones restringía mi alimento y bajaba de peso y en otras,

Continuar Leyendo

El vínculo es lo que sana

Al cumplir veinticinco años había pasado por varios psicólogos, brincaba de una terapia a otra para no reconocer que necesitaba ayuda; fingía que tenía una vida perfecta y sin un sólo problema. A mi terapia, llevaba problemas ajenos, hablaba sobre lo mal que yo consideraba vivían mis amigas, lo equivocadas y tóxicas que habían sido mis relaciones anteriores y problemas laborales que en realidad, no necesitaban ser analizados. Cuando conocí a mi psicóloga actual, seis años hace ya, sentí que

Continuar Leyendo

Retando mis propias gordofobias

Estoy frente a mi nutrióloga, Raquel Lobaton, en una video llamada. Lloro a mares… por la comida, por mi cuerpo y por este estúpido estándar de belleza que no puedo alcanzar. He perdido diez años persiguiéndolo, haciendo dietas desintoxicantes, entrenándome en exceso y compensando cada pequeña cosa que como. Entre lágrimas le explico que no quiero vivir, porque me encuentro tan enredada en el trastorno alimenticio que no encuentro los recursos para salir de ahí y me estoy cansando de

Continuar Leyendo

El vacío que habita en mí

Sentí el vacío por primera vez a los catorce años, cuando en mis problemas adolescentes no podía encajar en ningún círculo social en mi secundaria. Me sentía sola y el vacío comenzó a ser mi fiel acompañante. Poco a poco creció dentro de mí, me convertí en una persona deprimida, enojada y con un gran desprecio por mi misma. Con el tiempo, el vacío comenzó a tomar poder y logré hacerlo tangible. Si no ingería alimento, podía sentir el hambre

Continuar Leyendo

La vida no se pone más fácil

Estoy sentada en mi departamento, llorando por la ansiedad que siento por presentar mis exámenes finales. El miedo a fracasar me mantiene en un estrés constante que ocasiona que mis pensamientos obsesivos incrementen. Pienso en mi vida hace dos años y me doy cuenta que a pesar de estar experimentando un montón de incertidumbre, me encuentro en un mejor estado emocional. Siento angustia por mis exámenes finales pero ahora sé que soy una mujer capaz, que me he esforzado muchísimo

Continuar Leyendo

Reconstruyéndome en vida.

Hace seis años perdí la relación con mi papá y con mi mamá. Estaba furiosa con ellos, porque en un viaje de estudios, me di cuenta que había vivido casi una década con anorexia. Recuerdo muy poco de lo que hice y dije cuando regresé a casa, pero no puedo olvidar la sensación de furia que deposité en ellos. Los culpé de mi enfermedad y pensé que habían sido malos padres por no haberme conseguido la ayuda adecuada a tiempo.

Continuar Leyendo

Y el infierno, ¿a dónde se fue?

25 de septiembre del 2016 Estoy sentada frente a la psiquiatra en la clínica de trastornos alimenticios. Estoy en crisis, llorando por un pedazo de tinga que me causó un ataque de ansiedad incontrolable. Entre lágrimas le expreso que ya no quiero vivir porque es la realidad, el internamiento me parece imposible de soportar. Golpeándome las piernas le explico que no tolero mi cuerpo; al grado de ni siquiera poderme poner crema por las noches. Lloro también por todas las

Continuar Leyendo

¿Qué es el privilegio de delgadez?

En el verano del 2019, abrí mi computadora para tener sesión con Raquel, mi nutrióloga. Al verla, comienzo a llorar y le digo que no puedo con el remordimiento, porque el día anterior comí “un poco de pizza” y mi cabeza no deja de gritarme que “soy una gorda”  Raquel me mira y me deja llorar y al terminar mi discurso me dice: ¿estás consciente de tus privilegios? Me quedo pensando en sus palabras y no sé que responder, ¿cómo

Continuar Leyendo

Déjalo salir a raudales

Estoy en un café en Monterrey con el que creí era el amor de mi vida. Se muestra distante y dice las palabras que a tanto miedo le tengo: “Lucía, tenemos que hablar”  Comienza a explicarme el montón de motivos por los que ya no quiere estar conmigo: que si me porté demasiado inmadura, que no lo comprendo, que ya no siente lo mismo. Veo sus labios moverse pero yo no puedo escucharlo porque sé que lo estoy perdiendo. Siento

Continuar Leyendo

Del fondo a la reconstrucción

Estoy en mi nuevo apartamento. Feliz y agradecida con la vida por permitirme atravesar por nuevas experiencias. Pienso en todo lo vivido los últimos cinco años y un sentimiento de orgullo me recorre todo el cuerpo. Me admiro ante la fortaleza que he mantenido ante este proceso de recuperación que en momentos lo he sentido mas grande y fuerte que yo.  Hace un año me quebré, toqué fondo y le perdí sentido a la vida. Y ahí, en la obscuridad,

Continuar Leyendo

Footer del sitio

Sidebar deslizante

Nosotras

Nosotras

Somos una combinación entre calma y caos, inocencia y madurez, cordura y locura, ser humano y alma. Una paradoja que nos muestra que nada es blanco y negro, sino matices de gris.

Facebook

La vida en paradoja